Testamento Vital

Yo, una más de los miles de almas que se han posado alguna vez sobre este planeta, dispongo que si alguna vez pierdo la capacidad de valerme por mi misma, de respirar, de abrir mis ojos y sentir, no prolongue nadie mi vida con artificios y máquinas. Desde que nací, supe que cada día moría un poco y procure vivir cada instante como si fuera el último. Me llevo en mi maleta de cartón la luz del sol, la brisa de la mañama, el arullo del mar, los abrazos de mis padres  y la risa de mis hijos. Y sobre todo me acompañan las horas en que sentí el amor  con absoluta entrega. Tuve la suerte de amar y ser amada, y sólo por eso mi vida mereció ser vivida. Una cosa más: si alguien siente por mi algún afecto cuando mi hora llegue, que no llore. Es tan fugaz esta vida que pronto volveremos a encontrarnos.
En España, a 27 de Agosto de 2011. 

"Aprende a MORIR 
y aprenderás a VIVIR"
Ranita, para
La Dama de todos los finales

UN POST-IT AMARILLO EN UNA TUMBA

Written by EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA on sábado, 20 de agosto de 2011 at 10:17



El empleado del cementerio recordaba el entierro acaecido pocos días antes. Tres jovenes enlutados -dos chicos y una chica-habían acompañado con mucha tristeza y cogidos de la mano aquel ataud donde resposaría para siempre el cuerpo de su madre, muerta cuando aún era demasiado joven. Un caballero, el viudo y padre de los jovenes, contemplaba la ceremonía a cierta distancia.  Había más personas en aquel momento, aunque no demasiadas. Una placa provisional con el nombre de la difunta y sus fechas de nacimiento y muerte, había sido colocada a la espera de la lápida definitiva.
Aquel día,  alguien había dejado un post-it amarillo sobre aquel nicho.  Pensando que se trataba de una broma de mal gusto, el trabajador del cementerio se acercó a retirarlo y leyó lo que en él había escrito: "Amor de mi vida, siempre te querré". Algo le impidió retirar el papel, y lo dejó donde estaba.
En los días sucesivos, nuevos papeles aparecieron, uno cada día. Siempre con  mensajes similares, auqnue  siempre diferentes: "Amada mía" o "Te quiero, concubina de mi alma". Aquel hombre, que pese a su macabro trabajo tenía un corazón romántico, decidió averiguar quién dejaba aquellos papelitos pegados en el yeso que tapiaba la tumba. Escondido entre los cipreses, observó como un hombre alto  vestido de negro de pies a cabeza, pegaba un nuevo post-it. 
Días después, la noticia se extendió y comenzaron a llegar curisos buscando la tumba de los papeles amarillos. La familia trajo la lápida y pusieron el grito en el cielo ante lo que consideraban una terrible falta de respeto. Aquel trabajador fue duramente recriminado por no haberlos retirado y estuvo a punto de perder su empleo. Esa misma tarde, colocó la lápida definitiva.
Cuando estaba terminando, vió llegar al misterioso hombre de los mensajes. Vió la tristeza de su rostro al contemplar el marmol con el nombre de la difunta, junto a una cruz, sin rastro de los post-its que había ido dejando.  Se acercó a él y en voz muy baja le susurró:

- "No se preocupe. Metí dentro todos sus mensajes antes de cerrar. Al fin y al cabo, eran para ella.  A mí no me hubiera gustado que nadie me quitara lo que es mío".
Aquel desconocido le miró largamente y antes de dar media vuelta para desaparecer para siempre dijo simplemente: 
 - "Gracias".

La Dama de Todos los Finales

UN VIAJE A LOS CAMPOS SANTOS.

Written by EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA on miércoles, 17 de agosto de 2011 at 23:29



SU MUERTE

¡Qué golpe aquél de aldaba
sobre el ébano frío de la noche!
Se desclavaron las estrellas frágiles.
Todos los prisioneros percibimos
el descoserse de la cerradura.
¿Por quién? ¿Adónde?

El sol su página plisada
entró por la rendija oblicuamente,
iluminando el polvo.

Descorrió su cortina el elegido,
y penetró en los ámbitos sonoros
del Triángulo y la espuma.

Nos dejó la burbuja de su ausencia
y la conversación de sus elogios.

-Manuel Altolaguirre-

La dama de todos los finales.

LA RENOVADA MUERTE DE LA NOCHE

Written by EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA on martes, 16 de agosto de 2011 at 12:12


La renovada muerte de la noche 
en la que ya no nos queda 
sino la breve luz de la conciencia 
y tendernos al lado de los libros 
de donde las palabras escaparon sin fuga, 
crucificadas en mi mano, y en esta cripta de familia 
en la que existe en cada espejo 
y en cada sitio la evidencia del crimen 
y en cuyos roperos dejamos 
la crisálida de los adioses irremediables 
con que hemos de embalsamar el futuro, 
y en los ahorcados que penden de cada lámpara, 
y en el veneno de cada vaso que apuramos, 
y en esa silla eléctrica 
en que hemos abandonado nuestros disfraces 
para ocultarnos bajo los solitarios sudarios, 
mi corazón ya no sabe sino marcar el paso 
y dar vueltas como un tigre de circo 
inmediato a una libertad inasible. 
Todos hemos ido llegando a nuestras tumbas 
a buena hora, a la hora debida, 
en ambulancias de cómodo precio 
o bien de suicidio natural y premeditado. 
Y yo no puedo seguir trazando un escenario perfecto 
en que la luna habría de jugar un papel importante, 
porque en estos momentos 
hay trenes por encima de toda la tierra 
que lanzan unos dolorosos suspiros 
y que parten, 
y la luna no tiene nada que ver 
con las breves luciérnagas que nos vigilan
desde un azul cercano y desconocido 
lleno de estrellas políglotas e innumerable
Salvador Novo
La Dama de todos los Finales

La cita con la muerte se puede burlar?

Written by EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA on domingo, 14 de agosto de 2011 at 3:30


 

Érase una vez un mercader de Bagdad que envió a su criado al mercado para comprar provisiones, y el criado regresó al poco rato, pálido y tembloroso, y dijo: Amo, cuando estaba en el mercado, una mujer me empujó en medio de la multitud, y cuando me volví, vi que era la muerte quién me había empujado. Me miró e hizo un gesto amenazador. Prestadme vuestro caballo, huiré de esta ciudad y burlaré mi destino. Iré a Samarra, y allí la muerte no me encontrará. El marcader le prestó el caballo, el criado lo montó, hundió las espuelas en sus flancos y el caballo partió a galope tendido. Después, el mercader fue al mercado, me vio entre la multitud, se acercó a mí y dijo: ¿Por qué hiciste un gesto amenazador a mi criado cuando te vio esta mañana? No fue un gesto amenazador dije, dije, solo de sorpresa. Me sorprendió verle en Bagdad, porque tenía una cita con él esta noche en Samarra. 

Jeffrey Archer
 "En pocas palabras"

La Dama de todos los finales

Epitafios curiosos y peculiares.

Written by EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA on jueves, 11 de agosto de 2011 at 3:53


A mi querida esposa y a mis hijos: Escribo mi epitafio al borde de la muerte, he vivido sin saber disfrutar de las personas amadas y de la vida. No quiero el perdón, ahora ya conozco mí  destino. Me espera una placa de mármol y el confinamiento,  limitado al perimetro del campo santo, condenado a un nicho en el mausoleo familiar.

Ángel García del Llano.
1808 -1868


                                  La dama de todos los Finales

La Muerte de Gaudí

Written by EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA on at 3:08



 Sagrada Familia
"Capilla del Carmen"
Lugar donde se encuentra enterrado Gaudí


El 7 de junio de 1926, Gaudí de 74 años, se dirigía a la iglesia de San Felipe Neri, la cual visitaba cada día. Vestía con desaliño y descuido, y sus ropas estaban ajadas, pareciendo más un mendigo que el señor Arquitecto autor de maravillas como el Parque Güell o La Sagrada Familia. Al pasar por la Gran Via de les Corts Catalanes, entre las calles Girona y Bailén, fue atropellado por un tranvía que circulaba a sólo 10 km por hora. Nadie se explica como el conductor no lo vió y frenó a tiempo dada la escasa velocidad. El golpe le dejó  sin sentido. Por su aspecto, no fue socorrido de inmediato. Si hubiese ido documentado, quizá lo hubiera sido, pero nadie se apresuró a ayudar a un pobre indigente. Al fin, un Guardia Civil paró un taxi que lo llevó al Hospital de la Santa Creu. Al día siguiente lo reconoció el capellán de la Sagrada Familia, mosén Gil Parés,  pero ya no pudo hacerse nada por su vida que ya tocaba a su fin.  Murió el día 10 de junio de 1926 y fue enterrado el 12 de junio,  en la capilla de Nuestra Señora del Carmen de la cripta de la Sagrada Familia.

Criminólogos expertos en asesinatos premeditados de toda la historia han apuntado como posibles culpables de su muerte una cospiración entre quienes podía estar la familia Güell, Mosén Cinto Verdaguer, la rama secreta de los Illuminati o el Priorato de Sión. Nunca se ha podido demostrar nada al respecto. En el momento del atropello que resultó mortal, llevaba en sus bolsillos un puñado de frutos secos y un fragmento del Apocalipsis de San Juan.

La Dama de todos los finales

Fausto pacta con su acompañante (a la vez demoníaco y propiciador) Mefistófeles en unos celebres términos: le entregará su alma (comprometida en razón de haber obtenido la juventud) cuando su voluntad recale en un "instante eternidad" en el que deje reposar y sosegar su ánimo; cuando diga a ese "instante": "detente, eres tan bello".

Written by EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA on lunes, 8 de agosto de 2011 at 3:28


DIOS MEFISTÓFELES

Mefistófeles: -Como quiera, ¡oh, Señor!, que te acercas de nuevo una vez
más
y preguntas cómo marcha todo entre nosotros,
y ya que de ordinario con agrado solías verme,
así también me ves en el celestial cortejo.
Disculpa, no sé expresarme de modo grandilocuente,
y aun cuando todo el séquito de mí haga mofa,
mi solemnidad te haría reír seguramente
si no hubieses perdido la costumbre de reír.
Del sol y de los mundos no sé decir gran cosa,
yo sólo veo que los hombres "y las mujeres" se atormentan.
El diosecillo del mundo sigue siendo el de la misma laya,
y es tan extravagante como en su día primero.
Un poco mejor viviría
si tú no le hubieses dado la ilusión de la luz del cielo;
la llama razón y la emplea únicamente
para ser más bestia que todas las bestias.
Paréceme a mí, con perdón de vuestra Señoría,
como una de esas cigarras de largas patas
que siempre vuela y que, volando, salta,
y que, en tocando la hierba, entona su vieja cantinela;
¡y si al menos se hubiese quedado para siempre en la hierba!
que no hay pijpotería en la que no meta su nariz.

EL SEÑOR - ¿No tienes otra cosa que decirme?
¿Es que sólo has venido a presentar queja?
¿No habrá jamás en la tierra nada que sea de tu agrado?

Mefistófeles  - ¡Nada! Señor, que todo me sigue pareciendo, como siempre, detestable.
Los hombres me dan lástima, en sus días de miseria,
y hasta a mí mismo me disgusta martirizar a esas pobres criaturas.

 La dama de todos los finales.

La Muerte es sólo el velo que los que viven llaman vida, y cuando ellos duermen se levanta.

Written by EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA on martes, 2 de agosto de 2011 at 11:06



Entretanto, en suave variedad las suaves estaciones,
con lluvias irisadas, vientos fragantes, largos
y azules meteoros que acrisolan la noche,
flechas vivificantes del arco del sol  vivido
que todo lo penetra,  y  la lluvia rociada
de luz de luna calma, que produce sosiego,
revestirán los bosques y los campos e incluso
los yermos pedregosos del piélago infecundo
de frutas, hojas, flores perennemente vivas.
¡Y tú! Hay una cueva donde mi alma angustiada
fue exhalada hacia el aire mientras tu sufrimiento
me enloquecía el alma, y los que la inhalaron
también enloquecieron; allí alzaron un templo,
emitieron oráculos y atrajeron naciones
descarriadas a guerras mutuas, y a una fe infiel,
igual que la que a Júpiter le ha enfrentado contigo-
Mi aliento se eleva como aura de violeta.


  La dama de todos los finales

Seguidores

Visitas

Plantilla creada por el equipo artistico de Marpín y la Rana, blog afiliado. Con la tecnología de Blogger.

Os Habla La Muerte,

La Dama oscura, señora de todos los Finales. La de los miles de nombres. No buquéis en este Blog nada tétrico ni pavoroso. La Muerte es parte de la vida y la mejor maestra de vivencias. Todos y Todas, tarde o temprano, tenéis una cita conmigo. Dejadme ser mientras tanto el puente con el reino de los silencio, siendo la voz de los callados que os precedieron y que os dicen: La Vida es hermosa. Aprended de ellos y escuchadles.